2011/05/04

Taller de Debate: “Tecnologías para la Inclusión Social y Economía Social y Solidaria”

Universidad Nacional de General Sarmiento, 30 de abril de 2011

En el marco del I Foro “Hacia Otra Economía”, la Cooperativa BIOCOOP, la Cooperativa ICECOOP, el Centro de Servicios UNGS y el Instituto de Estudios sobre la Ciencia y Tecnología (UNQ) invitaron a la comunidad, ONGs y los organismos públicos a reflexionar sobre estrategias para impulsar el Desarrollo a partir de la Economía Social y el diseño e implementación de Tecnologías orientadas a la Inclusión Social.

A continuación una breve síntesis del taller:



Dinámica del taller


•    Breve presentación del tema de Tecnologías para la Inclusión Social y Economía Social.
•    Presentación de todos los participantes del taller.
•    Exposición de cuatro experiencias de base tecnológica en el marco de la economía social:
-    Proyecto de Biodiesel  (Cooperativa BIOCOOP)
-    Análisis del Programa Nacional ProHUERTA (IEC-UNQ)
-    Proyecto Habitacional de Paranacito y Concordia  (CEA-UNC)
-    Proyecto de Labranza Horizontal Agroecológica  (Cooperativa ICECOOP)

•    Debate a partir de las preguntas disparadoras: ¿Cuáles son los elementos en común de estas experiencias? ¿Fortalezas y debilidades de cada una? ¿Cómo contribuyen a generar estrategias de desarrollo?
•    Síntesis final: interrogantes, controversias y acuerdos.



Focos del debate
Estrategias de Diseño e Implementación de Tecnologías orientadas a la Inclusión Social (TIS)
En las experiencias presentadas se destacaron algunos elementos comunes:
•    La autogestión y el cooperativismo
•    La autoproducción
•    Generación de procesos de calidad
•    La importancia de las normativas para estimular este tipo de emprendimientos
•    La visión sistémica de los problemas e interactoral
•    La construcción colectiva del conocimiento
•    La propiedad colectiva del conocimiento
•    La importancia de los procesos de articulación entre diferentes actores y saberes

Las TIS –en estas experiencias- serían formas de diseñar, desarrollar,  implementar y gestionar tecnologías orientadas a resolver problemas sociales y/o ambientales, generando dinámicas sociales y económicas de inclusión social y de desarrollo sustentable.

Valorización de los Saberes
La importancia de la construcción colectiva del conocimiento. La interacción entre los conocimientos académicos y los saberes comunitarios y locales es primordial en los proyectos de intervención social. Pero,


¿Cómo lo hacemos?
En la experiencia del CEA-UNC se observó que, en principio, debe ser parte de la estrategia y metodología de intervención. En este caso, se opto por visibilizar y valorizar los procesos de articulación de conocimientos, intereses y voluntades de diferentes actores sociales.
Este tema trajo a discusión cómo el sistema científico y tecnológico (Ministerio, CONICET, Universidades) enseña, valoriza y evalúa la producción de conocimientos.  En general, el sistema “no premia” ni jerarquiza a los investigadores que se dedican a temáticas de resolución de problemáticas sociales locales, ni la intervención en proyectos sociales y/o ambientales (caso de los Servicios de Extensión Universitaria).
Acuerdo: Los saberes comunitarios y académicos tienen que interactuar. Y es necesario e importante vincular a la academia y los organismos de ciencia y tecnología con los procesos sociales.
Tecnología Convencional versus la Tecnología orientada a la Inclusión Social
Comprendiendo que la tecnología puede ser un producto (artefacto), proceso y/o forma organizacional. Todo proyecto de economía social y solidaria implica procesos tecnológicos.
Las tecnologías no son neutrales. Las tecnologías responden a las necesidades del modelo social y productivo para el que fueron creados. Ojo, eso no significa que no se pueda trabajar con conocimientos y desarrollos de otras realidades, sino que hay que tenerlo en cuenta para adecuarlos social y tecnológicamente a las necesidades locales.
Por ejemplo, en la experiencia presentada por ICECOOP se observó cómo los actores sociales fueron adecuando el artefacto a las necesidades de la agricultura familiar y al modelo productivo agroecológico y, a la vez, la cooperativa de trabajo potenció, fortaleció e incrementó las alianzas socio-políticas y genero nuevos conocimientos locales.
Es importante entender el carácter socialmente construido de la tecnología, y a su vez, lo tecnológico de la sociedad.


Inclusión Social: ¿inclusión a qué?
Se acordó que el término “inclusión social” es un concepto complejo pero que permite entender desde el sentido común que es diferente a la lógica de las tecnologías orientadas por el mercado. En las experiencias presentadas se definió como:
•    Inclusión al trabajo, pero al trabajo que se desea.
•    Inclusión ciudadana, como acceso a derechos (acceso a la vivienda, al agua, etc.).
•    Mejorar la calidad de vida.

Es pensar, diseñar, implementar Tecnologías para una sociedad inclusiva, donde es mutua la construcción sociedad/tecnología.




La Cooperativa BIOCOOP, la Cooperativa ICECOOP, el Centro de Servicios UNGS y el Instituto de Estudios sobre la Ciencia y Tecnología (UNQ) agradecen muchísimo la participación de los asistentes y esperamos seguir en contacto para articular y fortalecer la visión estratégica de desarrollar tecnologías que generen dinámicas sociales y  económicas de inclusión social y de desarrollo sustentable.



Para conocernos más...
www.tecnologiassociales.blogspot.com
http://www.icecoop.com.ar/
www.ungs.edu.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada